Las primeras alternativas: Australia

Analizando requisitos y descartes, consigo quedarme con cuatro o cinco alternativas: Australia, Canadá, Chile, Holanda, República Checa. Los motivos de que hayan sido incluidos en mi lista no están razonados. Me baso en intuición, en información escuchada al vuelo. En experiencias ajenas que recuerdo. Me pongo a obtener información sobre estos países. Decido dedicarle un día completo a cada uno de ellos. Sé que es poco, pero solo quiero olfatear, tener información superficial sobre dónde va a ser más fácil encontrar lo que busco. Es una toma de contacto.

Empiezo por Australia. Suena genial Australia. Recuerdo que un vecino mío, compañero también de carrera, viajó allí con dos colegas y encontraron rápidamente, los tres, trabajo en un fish & chips: uno sirviendo, uno limpiando y otro cobrando. Pocos meses después, mi vecino encontró trabajo de lo suyo (es decir, de lo mío). Yo quiero ser como mi vecino, por eso investigo sobre Australia.

Si pongo en Google, “trabajar de ingeniero en Australia”, lo primero que me sale es una entrada del foro Spaniards. Me parece útil Spaniards. Es un foro gigantesco, de temas organizados por países. En él, españoles que estudian, trabajan o viajan por el mundo, comparten sus experiencias, fotos y consejos. Se habla siempre de experiencias muy particulares, pero si se le dedica el tiempo suficiente a leer entradas sobre un mismo país, creo que sirve para hacerse una idea de lo que significa marcharse allí. En general, los que participan son respetuosos, tienen voluntad de ayudar y los temas no se desvían demasiado.

Además de entradas de Spaniards, leo este blog y este otro. Además, me encuentro con este artículo en un interesante reportaje de El País. Es poca información, lo sé, pero me sirve para hacerme una idea general.

Me parece muy difícil la alternativa australiana.

Matizo: me parece muy difícil la alternativa australiana si lo que quiero es trabajar de ingeniero y además trabajar ya.

En primer lugar, tienes la Tourist Visa.  Para hacer turismo, obviamente. Pero solo turismo. No está permitido buscar trabajo con este visado. Si te cazan (inscribiéndote en bolsas de empleo, por ejemplo), te buscan y te deportan.

En segundo lugar, tienes la Student Visa. Así a grandes rasgos, lo que te permite este visado es entrar en el país para estudiar. Debes estar matriculado en algún tipo de curso para acceder a ella (la mayoría opta por cursos de inglés, aunque también hay quien se decanta por los másters). Por lo que leo, los cursos de inglés son muy buenos, pero carísimos. El visado te permite trabajar hasta 20 horas semanales durante el mismo tiempo que duran tus estudios. Obviamente, los trabajos a los que podrás optar serán únicamente en cafeterías, bares y restaurantes. En cuanto se termina tu curso, se termina tu visado: te tienes que marchar o estarás viviendo de manera ilegal en Australia, con todo lo que eso conlleva (que no sé exactamente qué es, pero será malo). El visado tarda entre 1 y 8 semanas en resolverse, con lo que es relativamente rápido. No busco estudiar, en estos momentos, así que no es mi opción.

En tercer lugar, nos encontramos con la Skilled Visa, que es la que tendría mayor sentido en mi caso. Se trata de un visado que se extiende para determinados profesionales con formación específica, cuya experiencia esté especialmente demandada en Australia. La lista se puede ver aquí. Es larga, son cinco folios de un PDF, pero si tu especialidad no está ahí, olvídate de ir a trabajar a Australia.

Una vez comprobado que tu profesión está demandada en Australia, tienes que fijarte en el baremo, para ver si cumples los requisitos necesarios para que se te extienda el visado. Para obtener la puntuación que determina si puedes optar a él o no, tienen en cuenta la edad, el nivel de inglés, la experiencia profesional, la formación académica y otros factores (como por ejemplo, que estés casado con un australiano). Pongo de ejemplo mi caso: con un doctorado, buen nivel de inglés (C1), y dentro del rango de edad con mayor puntuación, solo me daría para alcanzar la puntuación mínima. Y aun así, debería hacer un examen de inglés específico para homologar mi nivel C1 de Cambridge con su diploma específico (el IELTS). Me penaliza mucho el hecho de no tener experiencia profesional.

Por lo que leo, el proceso para obtener la Skilled Visa, es muy largo y también caro. No me pongo a hacer cuentas concretas, aunque las tarifas se pueden comprobar aquí. Los que la han conseguido hablan de entre 1 y 2 años, al que se le tiene que sumar el pastón correspondiente.

No me informo sobre las características del resto de visados.

La alternativa australiana no parece la mejor para mi caso concreto. La veo más como un proyecto a medio-largo plazo, para personas que pueden esperar como mínimo un año para empezar a trabajar, con un colchón económico muy grande. Para personas cuyo objetivo profesional, o casi su ilusión y su sueño, es irse a vivir a Australia. No es mi caso. Quiero trabajar relativamente pronto. No quiero sufrir grandes penalidades solo por conseguir un visado que me permita empezar a buscar trabajo.

Descarto Australia. El mundo se me hace un poco más pequeño.

Anuncios