Las primeras alternativas: Chile

Nunca he estado en Latinoamérica. Me da la sensación de que en Europa nos falta información acerca de la calidad de vida en Latinoamérica. Nos falta muchísima información, en realidad, puesto que yo mismo acabo de referirme a todo este continente como si fuera una única masa homogénea de países iguales entre sí, como si en la Patagonia chilena se viviera exactamente de la misma manera que en la selva tropical colombiana. Como juntar en un mismo saco a Cádiz y San Petersburgo.

A los europeos (o a algunos europeos) nos da cierto respeto el emigrar a Latinoamérica, y es que el tema de la inseguridad ciudadana siempre sale a colación. Cuando conozco a alguien que ha vivido allí le pregunto por este asunto: quiero saber si se trata de un prejuicio o de una realidad. Las respuestas suelen ir en la misma línea, y fundamentalmente se pueden resumir en dos ideas: cada país es diferente, con lo que no se puede generalizar; y hay ciertos lugares de las ciudades a los que es mejor no entrar, especialmente de noche. Lo mismo que diríamos de cualquier país europeo, vamos.

Hace tiempo que vengo oyendo que Chile es un país que está despegando económicamente, que tiene una alta demanda de ingenieros, especialmente en el área de la minería y que además es seguro. Se dice que es el más europeo de los países de Sudamérica, signifique esto lo que signifique. Me atrae Chile por todo esto y porque cumpliría con creces con dos de los requisitos que busco: vivir una experiencia diferente y tener opciones interesantes para viajar. Considero Chile como alternativa. Además, entro en Spaniards y lo primero que me encuentro es el caso de un chico español que encontró trabajo de ingeniero en Santiago en solo 6 días y me motivo.

Me informo en primer lugar sobre el tema de los visados. Lo más adecuado en mi caso sería solicitar una visa temporaria, más concretamente la que se otorga para profesionales y técnicos, que es la visa temporaria con código TE-8. Básicamente, necesito tres cosas para conseguir este tipo de visado:

  • Una copia de mi título universitario debidamente legalizado por el Consulado chileno de mi país y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile. Así lo pone en los requisitos. Entiendo que deberá estar legalizado por los dos organismos.
  • Siendo ingeniero, necesito inscribirme en el Colegio de Ingenieros de Chile para ejercer como tal. Para inscribirme en este organismo, tengo que cumplir otros trámites, que podríamos detallar en otro post.
  • Una oferta de trabajo, especificando función y remuneraciones.

En principio, la situación es muy similar a la descrita para el caso de Canadá o Australia, ya que también necesito una oferta de trabajo en firme para acceder al visado. Es probable que esto provoque de nuevo el efecto pescadilla que se muerde la cola: sin oferta no hay visado/sin visado no hay oferta. Detecto, no obstante, algunas pequeñas ventajas en el caso de Chile:

  • Se puede entrar como turista al país (y permanecer en este estado hasta 90 días) y buscar trabajo mientras tanto. Es legal, al contrario que en Australia. No obstante, es importante en la oficina de aduanas del aeropuerto NO decir que el propósito del viaje es el de buscar trabajo, de lo contrario te pueden impedir la entrada al país. Si en tu visado pone que eres turista, hay que decir que vienes efectivamente a hacer turismo durante 90 días, aunque los currículums se te salgan por los bordes de la maleta.
  • Aunque tengo buen nivel de inglés, mi nivel de castellano es evidentemente mejor. Esto me facilitará sin duda el encontrar una oferta de trabajo que me permita obtener el correspondiente visado.

El visado descrito me permite trabajar en Chile durante un año. Si la empresa está interesada en que continúe, se puede prorrogar otro año más. A partir de este punto, ya habría que solicitar la permanencia definitiva en el país.

Me informo un poco sobre las condiciones de trabajo de Chile en la Dirección del Trabajo. Mediante esta herramienta online, que tampoco sé cómo de fiable es, compruebo que los sueldos son más bajos que en España. Leo en foros que el coste de las cosas, especialmente en Santiago, no es en absoluto barato, estando el precio de los alquileres al nivel de Madrid o Barcelona. Comentan que Santiago está saturado y que el tráfico y la contaminación son problemas importantes. Dejo para más adelante investigaciones más complejas como el estado de la sanidad o las mejores zonas para buscar alojamiento.

Me inscribo en algunas webs de búsqueda de empleo como indeed, opcionempleo o kpmg. Además, ingreso mi CV en la sección de oportunidades laborales de la Cámara Española de Comercio de Chile. Sin demasiada dificultad, me hago también con un extenso listado de empresas consultoras en Chile. Planeo enviar CV y carta de presentación al máximo número posible de estas empresas.

Me imagino a mí mismo en Latinoamérica. Chile parece una alternativa interesante.

Anuncios