La utilidad de las webs de búsqueda de empleo

Una estrategia lógica a llevar a cabo durante el proceso de buscar trabajo en el extranjero es la de apuntarse a webs de búsqueda de empleo tipo Infojobs. Ya sabéis, estas webs en las que introduces tus datos personales, tu formación, tu experiencia laboral, tus expectativas laborales y que periódicamente te mandan al correo ofertas que se ajustan a tu perfil. Hay miles.Yo utilizo estas webs. Debo haber introducido mi CV en unas quince o veinte páginas de este tipo, desde las más genéricas e internacionales como Monster hasta las más específicas y locales como el Portal Minero de Chile. He dejado mi información en webs que te ayudan a buscar prácticas profesionales (Internships) por toda Europa. Me he apuntado en páginas dedicadas a la búsqueda de trabajo en países concretos como Holanda (CareersinHolland y TogetherAbroad) o Chile (CompuTrabajo y Emol). Por supuesto, también estoy en sitios web dedicados a sectores más específicos, como el de la ingeniería (EuroEngineerJobs) o la sostenibilidad: Allen & York, EndsJobSearch o JobsinGreen.

Quizás no esté haciendo un uso óptimo de estas herramientas, o no le haya dedicado el tiempo suficiente, o no esté apuntado a las webs más adecuadas, pero el caso es que ninguna de las páginas que he mencionado más arriba me ha acercado a ningún puesto de trabajo hasta la fecha. En general, al apuntarme a estas páginas web tengo una sensación similar a la que tuve en su momento al dejar mi CV en diferentes Empresas de Trabajo Temporal (ETTs) de mi ciudad. Una sensación muy parecida a la que tendría si lanzara mi CV por la ventana que tengo detrás.

Apuntarme a este tipo de páginas me supone un importante esfuerzo, una inversión considerable de tiempo, y es que cada una de ellas pide un tipo de información diferente y la solicita organizada o estructurada de una manera distinta. De esta manera, aunque tengas ya elaborados diferentes versiones de tu CV, supone dedicar más tiempo a adaptar esta información a los requerimientos de la web en concreto. Evidentemente, haría este esfuerzo gustosamente si los resultados que obtuviera fueran satisfactorios, si de vez en cuando recibiera ofertas que se ajustan bien a mi perfil y en las que avanzo rondas dentro del proceso de selección. Pero esto no es así, o no lo ha sido hasta el momento. En general, las ofertas que recibo en el correo no están muy ajustadas a las preferencias que en su momento establecí, con lo que pocas veces termino apuntándome. Además, en los casos en los que sí estoy interesado en el puesto, suele indicarse el número de personas que ya se han inscrito a la oferta, que no suele bajar de cuatrocientas. Ya sé que debe haber en torno a cuatrocientas personas deseando optar a cualquiera de los puestos de trabajo que busco, pero el hecho de me lo informen ya antes de inscribirme no hace más que minar mi moral sin ni siquiera haber comenzado con el proceso. El caso es que, pasado el tiempo, estar inscrito en estas webs solo me sirve para llenarme la bandeja de entrada de e-mails que termino mandando a la papelera sin haberles dedicado más de quince segundos a cada uno.

Una estrategia similar a la descrita son los apartados de búsqueda de empleo de empresas grandes dentro del sector particular que te interesa, habitualmente la sección denominada Careers. Me refiero a la sección de las webs de empresas donde se publican las vacantes específicas o los programas para jóvenes recién titulados. Esa sección donde (y esta es una sensación puramente personal), siempre me parece que sale la foto de un chino que sonríe mientras usa un portátil. Esta estrategia ya me parece más útil, ya tengo la sensación de que me ha proporcionado resultados más concretos.

Aparentemente, la mecánica es muy similar. Introduces toda la información de tu CV en el formato y en orden que ellos requieren, con lo que de nuevo hay que dedicarle bastante tiempo y esfuerzo. Una vez ellos ya disponen de tu información, ya puedes apuntarte a ofertas de empleo concretas o simplemente esperar a que tu CV salga en la pantalla del ordenador de algún recruiter que busque una persona con un perfil muy similar al tuyo. En principio, los resultados que obtienes se parecen de manera preocupante a los que previamente obtuviste con la estrategia previa: cero ofertas de tu interés, cero avances en procesos de selección. Pero con paciencia, y dejando pasar cierto tiempo, ves que no. Al menos yo lo he percibido así. Semanas, o incluso meses después de haber introducido mi CV en la sección de Careers de empresas grandes dentro del sector que me interesa, he recibido ofertas que se ajustan a mi perfil, e incluso he avanzado rondas en procesos de selección posteriores. Soy consciente de que estas empresas deben de disponer de miles de CVs similares al que yo tengo, y que las probabilidades de que justo el mío es el que más se adapte a lo que ellos buscan en este momento son muy bajas.

Pero al final, si le dedicas el tiempo y esfuerzo suficiente a introducir tu información específica dentro de su base de datos, llega una oferta que se ajusta. Ya estás dentro de un proceso. Sabes que seguramente compites con unas cuantas decenas de candidaturas similares a la tuya, pero ya te están teniendo en cuenta, ya hay alguien echando un vistazo a tu CV, aunque sea un robot. Ya te informas más sobre la empresa y te visualizas un poco participando en proyectos interesantes. La moral sube. Todavía no tienes trabajo, pero ya te da la sensación de que quizá le intereses a alguien. Estás ahí, un poquito más cerca.

¿Cómo lo veis vosotros? ¿Os han resultado útiles las webs de búsqueda de empleo genéricas? ¿O por el contrario os parece más interesante apuntarse a la sección de Careers de empresas dentro del sector que te interesa?

Anuncios